No Seas Un Patán

Existen algunas formas en las que un individuo como tú no debe tratar de ponerse físico/sexual con una chica: Jamás tomes ventaja de una mujer cuando está intoxicada, y jamás fuerces a una mujer para que esté contigo. Si alguna vez piensas siguiera en la posibilidad de hacer alguna de estas cosas, entonces necesitas buscarte ayuda – es en serio.

Con todas la formas potentes y eficientes que existen para ligar, tienes un muy buen arsenal para llevar las cosas al siguiente nivel con una mujer de manera que sea cómoda para ella. Comienza lento, realiza la transición de una etapa a la siguiente, y pronto los dos estarán disfrutando el uno del otro de forma divertida y placentera.

Se honesto, si no eres del tipo fiel, no deseas una relación seria o simplemente solo quieres pasarla bien con esa persona… ¡Díselo! Te garantizo que apreciaran tu sinceridad y posiblemente esa persona también busque lo mismo. Si no… el mundo es muy grande y lleno de mujeres maravillosas.

¿Por qué tus hijos hacen lo que hacen?

1.- Porque Tú Los Dejas.

Hacen lo que hacen porque tú se los permites, los hijos se convierten en lo que son, porque sus padres lo permiten, así de sencillo. Si tu hijo está haciendo un desastre de su vida, vendrás a mí y me darás un millón de excusas, le vas a echar la culpa a la música que escucha, a las películas que ve, a los libros que lee (si es que lee), a la violencia que transmite la TV, al sistema educativo, o a la presión que ejerce la sociedad (o sus amigos), créeme, lo he escuchado miles de veces así es que has a un lado la indignación y piensa en esta verdad: Tus hijos son producto de tu paternidad (De tu manera de educarlo).

2.- No Hay Consecuencias Del Mal Comportamiento.

Los padres dejan hacer a sus hijos lo que quieran, con muy poca información de lo que es aceptable y lo que no lo es. Si ellos hacen algo mal, no hay consecuencias por el inaceptable comportamiento. Algunas veces decimos: “si haces esto te va a pasar aquello”, y “si no haces aquello te va a pasar esto”, después ellos no hacen lo que tienen que hacer y no pasa nada, no cumplimos la promesa de las consecuencias advertidas. ¿Sabes en que se convierte un padre que no cumple con las consecuencias advertidas?, en un Mentiroso; y eso justamente aprenden nuestros hijos, a mentir.

3.- Tu Les Dices A Tus Hijos Que Son Especiales.

Quizás no vas a estar de acuerdo conmigo en esto, pero es una realidad. Si eres de los que cree que su pequeño ángel es especial, lamento decirte que no lo es; si les dices a tus hijos constantemente que son especiales, los perjudicas más que ayudarlos, Tu hijo es especial para ti y solo para ti, no lo es para nadie más. Tu hijo nació con todo tu amor y verlo crecer es toda una maravilla, sin embargo cuando crece y cruza tu puerta para ir a la escuela, él, solo es un niño más en la lista de la escuela, y no hay nada de especial acerca de él. En el mundo real, tu hija no es una princesa, ni tu hijo un príncipe, solo es un niño más. Los hijos deben entender y aprender a crecer sabiendo que al instante que dejen tus amorosos brazos y entren al mundo real, nadie los amará por la única razón de que existan, como lo haces tú. Así que para conseguirlo, deberán esforzarse.

4.- Tú Haces Que Tus Hijos Sean La Cosa Más Importante En Tu Vida.

No lo son. Sé que piensas que lo son pero no es así; cuando dejas a tus hijos pensar que son la persona más importante en tu vida, aprenden a manipularte y terminarás haciendo lo que ellos digan. Tus hijos son importantes, no me mal entiendas, tus hijos deberían ser amados incondicionalmente; pero los padres que ponen por encima de todo, la felicidad de sus hijos y sacrifican su propia vida y algunas veces su matrimonio también, cuando acabe la labor como padre, tus hijos crecerán y te dejarán, e irán en busca de su propia felicidad y tú te quedarás únicamente con tu esposo (a). Si todo tu tiempo y energía lo gastas únicamente en tus hijos, cuando ellos se vayan… no tendrás la certeza de que tu compañero (a) estará contigo; esa es una de las razones porque hay divorcios luego de que los hijos se van, pues la única cosa en común que tenían eran los hijos, y nunca alimentaron el amor marital como lazo de unión con otra cosa que no fueran los hijos. Esto mismo pasa con las madres y padres solteros, ellos gastan tiempo y energía en sus hijos, sacrifican su propia vida, pensando que lo mejor es servir a sus hijos y poner su vida “en espera” mientras los ayudan a madurar, y después los hijos se van y ellos se quedan solos sin compañero(a) con quien envejecer juntos, por lo general terminan tratando y viendo a su hijo de 50 como si fuera de 4 años.

5.- Fallas Al Enseñarles La Diferencia Entre Derechos Y Privilegios.

Los hijos tienen entre otros los siguientes derechos: a la vida, a jugar, a la libertad de opinar, a una familia, a la protección contra el trato negligente, a la alimentación, etc. Los privilegios son concesiones ganadas por una acción determinada; a nuestros hijos les compramos cosas, lo más actual en videojuegos, por ejemplo, o ropa o zapatos de marca, o una mascota, e incluso los llevamos al cine o a vacacionar, les compramos celulares, etc., etc. y todo gratis, a cambio de nada, hoy te digo que aunque te sobre el dinero para complacer a tu hijo, tienes que enseñarle a ganárselo; él tiene que saber que las cosas que le gustan cuestan y hay que pagar un precio por ellas, incluso estas cosas te ayudarán en la negociación de actitudes y comportamientos.

6.- Trabajas En El Autoestima De Tu Hijo.

La palabra autoestima es una palabra compuesta de auto: uno mismo, y estima: amor, o sea, amarse a uno mismo. No le puedes proporcionar una valoración positiva de él mismo, confundimos el animarlos y apoyarlos con aumentar su autoestima y cambiamos la regla de “si tiene alta autoestima tendrá éxito en todo”, y en realidad es al revés “si tiene éxito en todo, aumentará su autoestima”. Así que si quieres que tengan autoestima alta, enséñale a alcanzar exitosamente sus objetivos.

7.- Se un ejemplo a seguir o si no es importante no importa.

Que se bañe porque tú te bañas todos los días, que no le apesten las patas porque a ti no te apestan las patas, que no se eche pedos porque tú no lo harías jamás. ¿Así o más claro?

¿No puedes o no quieres?

Dar un buen servicio no basta.

Tener un buen producto no basta.

Estar bien preparado sobre todos lo bueno que tu servicio o producto es no basta.

Contar con la mejor atención post-venta, el mejor soporte para tu servicio o producto no bastan.
Una imagen impecable de tu servicio o producto, así como de tu empresa y de ti mismo no bastan.

Si, es verdad que existen factores humanos funestos, factores humanos que pueden hacerte difícil llegar a tu objetivo; la recepcionista (secretaria, asistente…) quienes te ponen trabas para llegar a la persona indicada.

Si, también están los factores administrativos (permisos, documentos, trámites, pagos, certificaciones…)

Esos factores no importan, no deberían preocuparte… ¿Por Qué?

Porque:

Lo realmente importante para llegar a tu objetivo.
Lo que va a hacer que logres lo que quieres.
Lo primordial.
Lo indispensable.
Lo decisivo.
¡Eres tu!
Y tu actitud.

Tu puedes manejar cualquier factor humano.
Y claro que puedes sortear los factores administrativos.
Es cuestión que quieras hacerlo.
Quién quiere hacer algo se hará un camino, quién no… encontrará más de una excusa.

Pra esto debes estar bien, estar sano, saludable, optimista, con energía.

En todos lados se habla de ello y es verdad; la salud es sumamente importante, si algo no está bien contigo no vas a rendir lo suficiente, haz un poco de ejercicio diariamente 5, 10 o 15 minutos, solo se constante; come saludable y elimina de tajo: pan, tortillas, irritantes, grasas, sal y azúcar, sólo con eso verás cambios en menos de un mes.
Un poco más difícil para algunos será quitar de su vida el alcohol y el cigarro.
Solo hazlo, verás los resultados.

¿No puedes solo? Invita a un familiar o un amigo a hacer este cambio y apoyense.

¿No tienes a alguién? Invita a un vecino o haz un nuevo amigo.

¿No puedes? entonces más bien no quieres.

Piénsalo.

Que Dios Te Lo Multiplique En Salud

Mi madre siempre me dijo:

  • “Haz el bien sin mirar a quien”
  • “Da siempre sin esperar algo a cambio”
  • “Lo que hagas Dios te lo multiplica en bendiciones”

Y cuando recibía de las personas decía:

  • “Que Dios te lo multiplique en salud”

También me enseñó a dar a los que piden en la calle, no solo dinero sino una palabra amable, un cuidado, alimento o lo que pudiera.

Así lo he hecho según se ha presentado la oportunidad ya sea de manera personal, o con apoyo de terceros (amistades, clientes, proveedores, desconocidos) para buscar como apoyar a las personas.

No es algo que haga con frecuencia, no es algo que tenga como objetivo, es algo que cuando se presenta y puedo hacer algo, actúo.

En mi experiencia; vivida, experimentada y de observar… Concluyo y digo (como acostumbro) que somos más los buenos, que existen muchas personas dispuestas a ayudar, a dar la mano de alguna manera y, aún cuando no nazca de algunas, cuando se necesita de alguna clase de apoyo, siempre habrá alguien ahí.

Hoy escribo estas líneas para aquellos quienes suelen decir:

  • Son mal agradecidos
  • Hablan mal de ti
  • Te preocupas por ellos y ni siquiera preguntan si tu estás bien
  • Les das la mano y se toman el pié
  • Te pagan mal
  • Cuando tu los necesitas no están

No te quejes, no reclames, si estás ayudando que sea sin esperar algo a cambio. No todos son iguales, algunos son así, otros aprenden de lo que reciben, otros no.
La vida es así. Solo da. Solo haz.

No sabes las razones detrás de ello, no sabes cómo los ha tratado la vida… no es una justificación, solo no sabemos.

Para quellos quienes reciben, quienes solo están siendo apoyados, solo queda que analizen y valoren lo que reciben; una palabra amable, un cuidado, un “¿cómo estás?”, un “feliz día”, una galleta, un dulce, un vaso con agua, dinero para el camión, un pollo, una lata de atún, un abrazo, un “hey somos amigos”, etc.

Aprovecho para agradecer a todas las personas que han estado ahí para mi.

¿Psiquiatra, Psicólogo o Chingadazos?

O cómo educar a las personas.

Desde que existen los humanos, siempre se han comportado de la misma forma: Como se les pega la gana o como a los demás se les pega la gana.

A partir de que comenzaron a imponerse reglas y castigos esto cambió.

Los griegos fueron al parecer de los primeros en querer saber sobre las conductas. Le siguieron los santos y un santo rebelde hasta que llegaron estudiosos con métodos, pruebas e investigaciones, luego se presenta un esbozo de psicología, posteriormente llega un cuate con problemas sexuales relacionados con su madre; a quien aún hoy día se le aplaude.

La cosa comienza a tomar forma cuando un hombre y su perro hacen un descubrimiento juntos y es todo un “hit”, más tarde otro propone y uno más se preocupa más lo que viven y les sucede a los “humanitos” y se centran en ellos; hasta una pirámides se sacó de la manga uno de ellos.

Ya en pleno siglo XX comenzaron a salir “al quite” pseudo ciencias como PNL, Reiki y demás pendejadas…

Hoy día, tenemos OCD, ADD, ADDH, Stress y depresión entre otras chingaderas…

No-Me-Jo-Dan

No me mal interpretes, todos estos métodos tienen cierto nivel de valor científico comprobado (incluso las pseudo ciencias.)

Así como lo tiene el efecto placebo.

No muy lejos está el tiempo en que “ah, ¿no te entra el estudio? Ponte a trabajar”, “ah, ¿no te vas a parar?” y ¡Chíngaselo! Chancla, chilillo, cinturón o lo que hubiera a la mano. Nalgadas, coscorrones o cocotazos, tirones de pelo y de patilla, bofetadas por respondones o mal hablados, así como el clásico lavado de boca con jabón.

Y ninguno de nosotros quedamos “Tarados” ni traumados ¿O sí?

Es más muchos lo recordamos y nos da risa y a la vez lo gradecemos. Los padres eran más respetados y los abuelos más.

Existen casos en los que es necesaria la psiquiatría, pero es para casos que verdaderamente existe una falla fisiológica o alteración de tipo traumático entre otras.

Recuerdo que en la escuela si nos pasábamos de la raya íbamos al psicólogo y si no ya de plano a la dirección y ahí si cabrón… que ya mandaran llamar a tus papás te acalambraba y le bajabas todas las pinches rayitas.

Antes de mandar a alguien al psicólogo asegúrate de haber ejercido la autoridad suficiente y de haber aplicado la cantidad suficiente de elementos de persuasión o disuasión según lo amerite el caso o la ocasión.

Ahora, si existen problemas de conducta, fobias, inseguridad, terror nocturno, etc, está bien acudir por ayuda psicológica, estaría mal el no hacerlo, los psicólogos no tratan “locos” ayudan a las personas a llevar una vida normal.

A quienes muchos llaman “locos” son personas que presentan algún tipo de deficiencia química, alteración o daño cerebral de algún tipo; la esquizofrenia, amnesia, paranoia y las alucinaciones son algunos de los padecimientos de aquellos a quienes incorrectamente llaman “locos”.