El portón en Wal-Mart – Mayo 6 2011

Era una rica mañana cuando el apetito llamó a la puerta y la desición fué ir por una rica ensalada a El Portón ubicado en Wal-Mart, tras casi haber finalizado nuestros alimentos, mi hijo tomó uno de los huevos cocidos y adivenen… Si, estaba apestoso en grado superlativo, más descompuesto no podía estar, y mi hijo ya había pasado un bocado….

Me pregunto… ¿? es más ya para que digo algo, lo dejo a su criterio…

Lo que vino a continuación fué que como leona furiosa que le tocan a su cachorro, fué la madre tras el chef, y el resto del staff con indignación a reclamar sobre el hecho… – y no había algo que pudieran hacer al respecto pues ninguna explicación, ninguna disculpa es tolerable ante tan evidente falta de preaparación, cuidado y actitud de servicio.

Tras varias disculpas, cancelación del pago de la cuenta y ofrecer a pagar por los gastos medicos nos retiramos para no volver a ese lugar.

El Portón de Walmart 19Abr2011

Cerca del medio dia me dispuse a comer en esta sucursal, desde el inicio la Srita. que nos atendió no tenia una buena actitud tanto para la a tencion como para el servicio, desde el tener que pedirle en varias ocasiones la panera, hasta el querer vender el refill de la misma, donde en la sucursal del centro jamás me han cobrado por ello.

La tardanza en la atención (aun cuando habia muy poca gente) así como el estarla buscando y pidiendo a otro personal el servicio da mucho que desear.

Cucarachas a la plancha en Los Farolitos de Colón

Era una bella mañana de carnaval hacia la 1:45 pm cuando el apetito de mi hijo y el mío nos llevó a Los Farolitos de Colón y Pedro de Alvarado,; sin mayor dilación nos sentamos a la mesa y no bien había hecho acto de presencia el mesero, le ordené un par de cremas de champiñón y un par de pechugas parmesanas (las favoritas de Gilito y mías), como el pedido iba a tomar cierto tiempo ordené las clásicas canillitas y pan tostado con mantequilla acompañados de la rica salsa de molcajete.

A poco de llegar el mesero con tan “suculenta” entrada me dispuse a echarle salsa a mi rebanada de pan.

¡Fué entonces cuando la vi!

¡Una Pata Tostada!  ¿De qué…?

Tras observarla bien vi que era una pata de cucaracha, no basura, no tozos quemados de pan… PATA DE CUCARACHA

Tranquilamente miré al mesero (quién no sabía lo que pasaba) y me dirigí a la encargada en la caja, amablemente me dijo “en que puedo servirle” y le mostré mi pan tostado con mantequilla y pata de cucaracha.

Asombrada y sin saber que decir  volteó hacia la cocina y yo simplemente dije “lo siento, no voy a comer aquí

Y así termina esta historia.

Lunch en el hotel Emporio de Veracruz

Era un hermoso y caluroso domingo (el 27 de feb) y daba un paseo por el malecón con mi hijo, el apetito se hizo presente y tras evaluar varias opciones decidimos ir al restaurante Condimento y de paso aprovechar mi nueva membresía del hotel.

Pues bien, se me fueron los ojos con lo que ahí había; camarones, arroz a la tumbada, sopa, crema, pizza, bisteces, borrego, pollo, ensaladas, postres… ¡Caray! no voy a poner todo el menú aquí, lo que si voy a decir es que todo estaba delicioso, en especial el pescado en salsa de coco (yummy, yummy, yummy)