¿Por qué tus hijos hacen lo que hacen?

1.- Porque Tú Los Dejas.

Hacen lo que hacen porque tú se los permites, los hijos se convierten en lo que son, porque sus padres lo permiten, así de sencillo. Si tu hijo está haciendo un desastre de su vida, vendrás a mí y me darás un millón de excusas, le vas a echar la culpa a la música que escucha, a las películas que ve, a los libros que lee (si es que lee), a la violencia que transmite la TV, al sistema educativo, o a la presión que ejerce la sociedad (o sus amigos), créeme, lo he escuchado miles de veces así es que has a un lado la indignación y piensa en esta verdad: Tus hijos son producto de tu paternidad (De tu manera de educarlo).

2.- No Hay Consecuencias Del Mal Comportamiento.

Los padres dejan hacer a sus hijos lo que quieran, con muy poca información de lo que es aceptable y lo que no lo es. Si ellos hacen algo mal, no hay consecuencias por el inaceptable comportamiento. Algunas veces decimos: “si haces esto te va a pasar aquello”, y “si no haces aquello te va a pasar esto”, después ellos no hacen lo que tienen que hacer y no pasa nada, no cumplimos la promesa de las consecuencias advertidas. ¿Sabes en que se convierte un padre que no cumple con las consecuencias advertidas?, en un Mentiroso; y eso justamente aprenden nuestros hijos, a mentir.

3.- Tu Les Dices A Tus Hijos Que Son Especiales.

Quizás no vas a estar de acuerdo conmigo en esto, pero es una realidad. Si eres de los que cree que su pequeño ángel es especial, lamento decirte que no lo es; si les dices a tus hijos constantemente que son especiales, los perjudicas más que ayudarlos, Tu hijo es especial para ti y solo para ti, no lo es para nadie más. Tu hijo nació con todo tu amor y verlo crecer es toda una maravilla, sin embargo cuando crece y cruza tu puerta para ir a la escuela, él, solo es un niño más en la lista de la escuela, y no hay nada de especial acerca de él. En el mundo real, tu hija no es una princesa, ni tu hijo un príncipe, solo es un niño más. Los hijos deben entender y aprender a crecer sabiendo que al instante que dejen tus amorosos brazos y entren al mundo real, nadie los amará por la única razón de que existan, como lo haces tú. Así que para conseguirlo, deberán esforzarse.

4.- Tú Haces Que Tus Hijos Sean La Cosa Más Importante En Tu Vida.

No lo son. Sé que piensas que lo son pero no es así; cuando dejas a tus hijos pensar que son la persona más importante en tu vida, aprenden a manipularte y terminarás haciendo lo que ellos digan. Tus hijos son importantes, no me mal entiendas, tus hijos deberían ser amados incondicionalmente; pero los padres que ponen por encima de todo, la felicidad de sus hijos y sacrifican su propia vida y algunas veces su matrimonio también, cuando acabe la labor como padre, tus hijos crecerán y te dejarán, e irán en busca de su propia felicidad y tú te quedarás únicamente con tu esposo (a). Si todo tu tiempo y energía lo gastas únicamente en tus hijos, cuando ellos se vayan… no tendrás la certeza de que tu compañero (a) estará contigo; esa es una de las razones porque hay divorcios luego de que los hijos se van, pues la única cosa en común que tenían eran los hijos, y nunca alimentaron el amor marital como lazo de unión con otra cosa que no fueran los hijos. Esto mismo pasa con las madres y padres solteros, ellos gastan tiempo y energía en sus hijos, sacrifican su propia vida, pensando que lo mejor es servir a sus hijos y poner su vida “en espera” mientras los ayudan a madurar, y después los hijos se van y ellos se quedan solos sin compañero(a) con quien envejecer juntos, por lo general terminan tratando y viendo a su hijo de 50 como si fuera de 4 años.

5.- Fallas Al Enseñarles La Diferencia Entre Derechos Y Privilegios.

Los hijos tienen entre otros los siguientes derechos: a la vida, a jugar, a la libertad de opinar, a una familia, a la protección contra el trato negligente, a la alimentación, etc. Los privilegios son concesiones ganadas por una acción determinada; a nuestros hijos les compramos cosas, lo más actual en videojuegos, por ejemplo, o ropa o zapatos de marca, o una mascota, e incluso los llevamos al cine o a vacacionar, les compramos celulares, etc., etc. y todo gratis, a cambio de nada, hoy te digo que aunque te sobre el dinero para complacer a tu hijo, tienes que enseñarle a ganárselo; él tiene que saber que las cosas que le gustan cuestan y hay que pagar un precio por ellas, incluso estas cosas te ayudarán en la negociación de actitudes y comportamientos.

6.- Trabajas En El Autoestima De Tu Hijo.

La palabra autoestima es una palabra compuesta de auto: uno mismo, y estima: amor, o sea, amarse a uno mismo. No le puedes proporcionar una valoración positiva de él mismo, confundimos el animarlos y apoyarlos con aumentar su autoestima y cambiamos la regla de “si tiene alta autoestima tendrá éxito en todo”, y en realidad es al revés “si tiene éxito en todo, aumentará su autoestima”. Así que si quieres que tengan autoestima alta, enséñale a alcanzar exitosamente sus objetivos.

7.- Se un ejemplo a seguir o si no es importante no importa.

Que se bañe porque tú te bañas todos los días, que no le apesten las patas porque a ti no te apestan las patas, que no se eche pedos porque tú no lo harías jamás. ¿Así o más claro?

Este… ¡Aguas!

Estaba Roco (quien solo tenía dos dedos en cada mano pues se los cortaron cuando lo raptaron “los tetas”) y le decían R Dos Dedos con su cuate el Si Trepo -pues se trepaba a cualquier cosa el bato- acompañando a la Lela una vieja bien pendeja que se ponía los pinches chongos a los lados y ahí estaban todos hacinados en su carcacha o “la nave” como ellos le decían y ahí iban rolando cuando los alcanza un mendigo navezón osease un  tórton pero choncho y ahí venia una flota gruesa que querían chingarse a Lela. En realidad el patrón de ellos es el que quería jodérsela porque le estaba jodiendo el negocio. Era un pinche negrote cabeza de charol  y al cabrón le gustaba que lo llamaran Dark Verde por negro y porque le gustan las chavitas. El caso es que Lela le da un recado a R Dos Dedos y mientras se escapan por el barrio de la huaca salen del auto R Dos Dedos y Si Trepo y ahí todos extraviados comenzaron a caminar mientras  Dark Verde le cerró el paso a Lela y se la llevo en el torton.

Mientras tanto hacia el infona vivía Lupe que era conocido de chamaco como Lupe Está Walker porque cuando le decían que quieres tomar siempre decía un Johnnie Walker. Vivía con sus tíos y chambeaba en el campo y pues como necesitaba chalanes se fue a buscar unos al mercado. Coincidentemente por allá andaban estos cabrones el R Dos Dedos y Si Trepo echándose unos tacos y que los ve el tío de Lupe Está Walker y les dice que si quieren chambear y pues que le entran. ya todos en casa de Lupe Está Walker que se escapa R Dos Dedos y que se lanza Lupe Está Walker a buscarlo junto con Si Trepo y pues que los atracan unos weyes pero quien sabe de dónde sale un pinche viejito tipo el Sr, Myagi y que les parte su madre el cabrón, Lupe Está Walker se desmaya como pendejo y ya se lo llevan cargando a la cueva del viejo (así le llamaba esta bato a su cantón) ya que se despierta el bato que les cuenta R Dos Dedos lo de la Lela y pues ese viejito era nada menos que Boby Juan Chemobi, Chemobi no era su apellido de hecho no tenía madre, por eso solo era Bobby Juan y Chemobi le decían porque siempre andaba bien chemo; era una verdadera reata pa’ los rescates y que pone al tiro a Lupe Está Walker para que lo ayude a rescatarla. Y el Boby Juan Chemobi que le da un palo piñatero a Lupe Está Walker pa’ que aprenda a tirar madrazos hasta con los ojos vendados.

Ya que hubo aprendido lo básico los tres salieron hacia al pueblo, llegaron a una cantina pa’ buscarse un chafirete que los lleve  y que se encuentran al gañan de Juan Cholo que andaba ahí empedándose con su amiga La Chata Jesús una pinche vieja toda greñuda y llena de pelos por todos lados, sobacos, piernas, brazos, patas no, no, no que cosas… el caso es que los cuates le decían Chui y bueno que se trepan todos a la nave del Juan Cholo quien tenía por costumbre darle nombre a sus naves y esta era el Carcachón Milenario, un pinche lanchón de los 70’s modificado según que pa’ ir más rápido. El caso es que salen “volando” pa’ buscar a Lela y que se meten en la guarida del Dark Verde y cuando llegan los guardias a buscarlos ya se habían salido y andaban buscando a Lela y pues R Dos Dedos era la piola con las compus y que saca su lap y la localiza por el GPS y allá van Chui, Juan Cholo y Lupe Está Walker que se distraen a los guardias donde estaba Lela y los madrean, en eso llegan más batos y salen corriendo y se avientan por la ventana y caen en la basura, justo en ese momento pasa el camión y los levanta y se los carga era una pinche gritería de putería “ay ay ay nos vamos a morir… ay auxilio y mamadas de esas, pero llega el R Dos Dedos y le avisa al chófer de la basura y ya se salen y que se escapan.

Como ya no tenían luz pues Bobby Juan Chemobi les jodio los brekers a la bodega no pudieron ver y que se separan, mientras el Juan Cholo se va por la nave, Chui, R Dos Dedos y Si Trepo.

Por el otro lado iban también escapando Lupe Está Walker y la Lela.

Ya se iba también el Bobby Juan Chemobi y que le sale al paso Dark Verde y que se miran a los ojitos y chale se dicen “Nos volvemos a ver” y que se pone el viejito Chemobi al tú por tú con Dark Verde quien había sido su alumno de clases para romper la piñata y que saca cada quien su palito piñatero y empiezan uno contra el otro “dale y dale y dale” sonaban los palazos, no perdían el tino eran muy buenos y el viejo Bobby Juan Chemobi más y siguieron “dale y dale y dale” y que pierde el tino el viejito pues se había metido muchos porros y andaba más chemo que nunca. Y que se aprovecha el Dark Verde y le da en la choya partiéndole así su mandarina en gajos; en eso iban pasando Lupe Está Walker y la Lela y los demás y Lupe Está Walker “Noooo” y que se enoja ya se iba a lanzar contra ellos pero en eso momento  llega Juan Cholo con la nave y les dice que se suban y que se pintan de colores todos pa’ su cantón.

Y ahí queda la historia, por el momento…

Payasos

Ahí tienes que estaba este cuate Martín que le decían el payaso que recién se había ligado a una vieja que también era bien payasa y ahí andaban y querían tener muchos hijos y ponerle el mismo nombre pero la payasa quería que al menos uno se llamara memo porque le recordaba a un gañan de la secundaria quién le dio pa’ sus chicles por primera vez, y bueno que un día que llega a la casa de los payasos una vieja que quería desde cuando con Martín, le decían la barracuda y era bien sácale punta y pues nada que sale la vieja payasa y se pone al tu por tu con  la barracuda pero era más fuerte la barracuda y que se madrea a la payasa que estaba embarazada y por andar de broncuda se “petateó” y que nace el chamaco prematuro y como ya sabrán en el pinche seguro social al sacar al chamaco le lastimaron un bracito con el fórceps pero igual lo quiso su apá pues ya no le quedaba de otra y que le pone Memo al chilpayate.

Y ahí andaban pa’ rriba y pa’ bajo papá e hijo hasta que le llegó la hora de ir a la escuela, no muy seguro por el pedo del brazo dejo ir a su hijo a la escuela y ahí andaban de excursión conociendo la ciudad y mientras el Martin platicaba con los otros padres que se entera que iban a andar solo por los antros y que sale en chinga el papá a buscar a Memo, quien ya estaba haciendo travesuras con sus compañeros; y todos “a que no te vas solo” y el “a que sí” y en esas estaban cuando llega corriendo Martin y le dice “¡Memo! ¿que chingaus haces cabrón? vente pa’ cá” y que se emputa el Memo y desobedece y se acerca a donde estaban unos tíos feos y le dice el papá “que te regreses te digo” y que se mete a la bolita y todos así como estupefactos y el papa “no te atrevas” y que le pide un cigarro a la banda y que se lo fuma y se va con ellos en una troca.

“Nooooooo” gritó el papá y que se lanza a seguirlos pero el muy idiota como iba a pie pos los perdió.

Ya llegando a una curva que ve a una vieja loca y le dice “oye viste a una troca pasar por aquí”, y que le dice “ay mi vida si lo que más hay por aquí son trocas”. Pero bueno dice Martín “¿por dónde se fue la última?” -“ah una troca… sígueme”. Sale en chinga la vieja y se mete por aquí y luego por allá, y entran en un callejón y salen por otro hasta que final mente le dice la loca a Martín “oye idiota ¿por qué me sigues?” -“¡pero si tú me dijiste wey! ¿qué te metiste?”

“Nada, sígueme” y ya así continuaron.

“¿Cómo te llamas?” –“Martin y tú?” “Yo no, yo soy Boris”. a punto de reventar Martin siguió a la loca de Boris.

Y así siguieron hasta que se toparon con un antro de mala muerte que se llamaba el submarino y había un “flotón” de batos que se hacían llamar “Los Tiburcios” y nada que los invitan a pasar pues como estaban en sesión de apoyo de grupo para superar sus problemas les cayeron de pelos pues tenían que llevar a un amigo. Y que empieza uno “yo llevo 2 semanas sin violar a ningún cabrón” y todos “¡Eeeee!” luego pasa otro que era el jefe “pues yo tengo ya dos años sin violar a ninguna vieja” y todos eufóricos “Eeeeeee” en eso que la pinche Boris se empieza a maquillar y perfumar y que el jefe la huele y -¡Tóñoñon!- que se le despierta y alborota la lujuria, la lascivia y la concupiscencia y todos “hey cabrón aguanta” y el “nooooo, me la voy a echar” y que lo agarran sus compañero y salen por pierna el Martin y la Boris.

 

Y ahí queda la historia, por el momento…